El Problema De Las Dos Líneas

Cuando se apuesta por una idea, hay que apostar convencido de ella, seguir una línea de actuación sin dudas y con todas las consecuencias.

Esto es lo que ocurre un día de partido del Racing en los aledaños de los Nuevos Campos de Sport de El Sardinero, podemos decir que sólo es un domingo cada dos semanas, pero también podemos decir que los ciclistas urbanos no sólo pedalean los domingos, sino todos los días de la semana, y este modelo de espacio para la bici no es nada apropiado para este medio de transporte, o al menos no lo es, en estas condiciones Acera-Bici.

Una persona que va con su bicicleta, de camino al trabajo, a la escuela,a un concierto, un congreso o un partido del Racing, en el trayecto Piquio-Palacio de Deportes, debe zigzaguear por la acera de la Avenida de Fernández Castañeda, atravesar el Parque de Mesones, seguir por la acera de la tribuna norte del stadium hacia la acera del Palacio de Deportes, hasta llegar al Carril-Bici-Ocio del Parque de Las Llamas.

Para un ciclista urbano, estas dos líneas están separadas por más de metro y medio, y en su línea de actuación hubiese diseñado un Carril-Bici paralelo a la Avenida de Fernández Castañeda – Calle Del Real Racing Club.

2 comentarios sobre “El Problema De Las Dos Líneas

  • el 03/03/2010 a las 12:08
    Permalink

    Como viene siendo habitual cuando nos referimos a la bicicleta como medio de transporte, se trata de un problema de concienciación de sociedad y autoridades. Nadie considera infracción el aparcar un coche encima de un carril bici. Los que circulamos en bicicleta por ciudad sufrimos diariamente esta «invasión» de nuestro «territorio» por parte de coches (y peatones…) y nuestras protestas no se oyen. Sin embargo, cuando nos movemos por la carretera, sentimos que estorbamos, porque así nos lo hacen ver los conductores (bocinazos, malas caras…). Realmente, estamos en una situación muy desigual, que quizás podamos revertir con el tiempo a base de protestas como ésta.

  • el 07/03/2010 a las 11:47
    Permalink

    Ademas de la invasion que se produce en la acera bici. Hay que destacar lo incomodo que es ir por ella. Circulando por la de los castros se te quitan las ganas de ir en bicicleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.mas info

ACEPTAR
Aviso de cookies