Un decálogo básico de seguridad en bici

(Este tema se habló en el espacio radiofónico «Gente ConBici» de Onda Cero el pasado día 20/1/2012)

seguridad_en_biciSe calcula que en España existen unos dos millones de ciclistas urbanos. Andar en bici conlleva riesgos, pero las estadísticas hablan a favor de una menor siniestralidad entre los ciclistas. Si por cada millón de automovilistas se producen cuarenta y siete muertes, la cifra entre los ciclistas ronda los diez. Parece así mismo que a mayor número de ciclistas el número de accidentes es menor: no solo la siniestralidad disminuye, sino que, a la vez, el tráfico se calma.

Pero no olvidemos que es importante tener en cuenta algunas normas básicas de protección y de seguridad en bici:

– La primera de estas normas es comprobar que la bicicleta esté en buenas condiciones (frenos, presión y dibujo de los neumáticos, transmisión y cambios, luces y elementos reflectantes). Es también recomendable el uso del casco; aunque no es obligatorio en vías urbanas, es muy aconsejable y nos puede salvar la vida o librarnos de una lesión grave.

– La segunda es circular por el centro del carril: de esta manera, evitamos problemas con coches aparcados, como por ejemplo la apertura inesperada de una puerta, coches en los cruces, peatones que salen de repente… Por el centro del carril, dificultamos los coches y motos nos rebasen pasando muy cerca de nosotros y nos hace visibles al resto del tráfico.

– La tercera de las normas básicas consiste en señalizar las maniobras con antelación y mirar haciaatrás antes de un cambio de carril. Si vamos a adelantar a un vehículo que está parado, adelantarlo con mucho cuidado y siempre por la izquierda. Hay que estar muy atento, anticipándonos a lo que pueda suceder y extremar las precauciones es cualquier maniobra.

– Las luces son obligatorias. Es fundamental usar ropa clara, o de colores vivos y reflectantes en la bici y/o en la ropa, sobre todo si circulamos por la noche, para ser vistos por los demás vehículos.

– Es fundamental conocer y respetar el código de circulación y las normas de tráfico: sobre todo en lo que se refiere a semáforos, pasos de peatones, cruces, rotondas, cedas, prohibiciones… por nuestra seguridad y por la de los demás.

– Debemos conducir de forma previsible para el resto del tráfico: no zigzaguear, o alterar nuestra trayectoria de repente. Mantenernos en línea con los demás vehículos.

– Hacernos siempre ver, especialmente detrás de un vehículo grande –camión o autobús-, evitando los ángulos muertos de los espejos retrovisores. En las rotondas o cruces debemos establecer contacto visual permanente con el resto del tráfico y procurar que los vehículos que vayan a cambiar de carril no corten la trayectoria de la bici.

– Está prohibido por ley llevar auriculares o hablar por teléfono mientras se circula. Del mismo modo, no podemos llevar una bici después de consumir alcohol u otras sustancias.

– Respetar escrupulosamente el espacio de los peatones. Las aceras no son el espacio de las bicicletas. Las bicicletas son un vehículo y deben circular por la calzada.

– Hacerse oír: el timbre es un elemento obligatorio. La bicicleta no hace ruido, y esto nos hace «invisibles» ante los peatones, que a veces invaden la calzada sin percatarse de nuestra presencia.

Resumiendo: todo lo anterior podría resumirse en las siguientes palabras que no debemos olvidar
RESPONSABILIDAD – RESPETO – ASERTIVIDAD – VISIBILIDAD – MOVERSE DE MANERA INTELIGENTE – CONDUCIR CON LOS CINCO SENTIDOS, SIN OLVIDARNOS DEL SENTIDO COMÚN

Ana Sobremazas & Fernando Cerecedo
Cantabria ConBici

Audio del programa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.mas info

ACEPTAR
Aviso de cookies