Objetivo: Un millón de ciclistas

1000000Frente a los veintidós millones de ciclistas franceses, los usuarios de la bici en España, según el último “Barómetro Anual de la Bicicleta”, ha alcanzado los tres millones en 2011. Si contamos también el número de los españoles que utilizan la bici con alguna frecuencia, la cifra alcanzaría ya los quince millones y medio. La Coordinadora ConBici, se ha propuesto como objetivo aumentar en un millón más el número de usuarios de las dos ruedas en el 2015.

Para lograr ese objetivo, hay que poner en marcha y desarrollar algunas medidas, que, desde el desarrollo de leyes y reglamentos, hasta la sensibilización en la escuela o el compromiso de los Ayuntamientos y otras instituciones, garanticen el éxito de esta apuesta por una nueva manera de movilidad.

Par empezar, debería mejorarse la seguridad vial de los ciclistas otorgando a la bici el papel de vehículo preferente en las ciudades, a través de reformas legislativas. El proyecto de Ley de Tráfico y el Reglamento General de Circulación, se ha consensuado y esperemos que pronto se convierta en una normativa clara y que otorgue a la bici un trato preferente. Además de la normativa legal, es necesaria la creación de “Ciudades 30”, que garanticen la movilidad sostenible: una ciudad 30 es una ciudad segura, calmada, una ciudad para el disfrute de peatones y ciclistas.

Un punto fundamental en el uso de la bici es el de la intermodalidad. Tras el eslogan “la bicicleta para la última milla”, se pretende facilitar el acceso a los trenes y a las estaciones y mejorar las posibilidades del uso de la bici en el transporte público. Poder llevar bicicletas en todos los trenes y a todas horas, ofrecer la posibilidad de llevar bicis en las líneas de autobuses o que el costo del transporte de la bici sea cero (en algunos medios de transporte público, se cobra el billete de la bici) son propuestas que, sin duda, mejorarían la intermodalidad.

Es necesaria también la creación de una red de grandes ejes viarios ciclistas a escala estatal, que pueda usarse también como vías cicloturísticas. El cicloturismo es una de las actividades de ocio cuya demanda crece sin cesar. En Alemania, por ejemplo, el turismo de bicicleta factura más de nueve mil millones de euros al año y da empleo, directo o indirecto a casi doscientas mil personas.

Habrá que contemplar políticas que favorezcan, no solo la imagen de la bicicleta como transporte responsable, solidario y sostenible, desde las administraciones, sino también prácticas que incentiven el uso de las bicicleta con programas como el británico “cycle2work”, que financian la compra de bicis y se traducen en una reducción de costes y en ventajas fiscales para sus usuarios (empresas y trabajadores). El ejemplo de las Administraciones es fundamental. Hace unos pocos meses veíamos a una Consejera de este Gobierno regional desplazarse en bici y hemos comprobado cómo la Asamblea Regional dispone ya de un aparcamiento para bicicletas. Representantes de los ciudadanos, alcaldes y concejales, deberían asumir que la bicicleta es el futuro de la ciudad y de los ciudadanos. El mayor número de bicis en nuestras ciudades nos traerá ventajas menos accidentes y un tráfico más calmado, un medio ambiente limpio y libre de malos humos una población más sana y saludable, mayor calidad de vida, un nivel elevado de bienestar y una ciudad más vivible, más humana, más solidaria.

Fernando Cerecedo – Ana Sobremazas

Aqui puedes escuchar el audio del último programa radiofónico “Gente ConBici” de ONDA CERO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.mas info

ACEPTAR
Aviso de cookies