NECESITAMOS YA MÁS ESPACIO PÚBLICO EN LAS CIUDADES PARA PEATONES Y CICLISTAS EN DETRIMENTO DEL COCHE PARTICULAR

Ante la imposibilidad de guardar una distancia física adecuada para la protección de la salud de peatones y ciclistas en muchas calles de Santander, Torrelavega y de otros principales núcleos urbanos de la comunidad, Cantabria ConBici viene aportando desde el inicio de la crisis por la Covid-19 propuestas concretas y fáciles de acometer para mejorar esta situación, y urge tomarlas.

Si algo era previsible es que el espacio público disponible en los principales núcleos urbanos de Cantabria destinado a peatones y ciclistas al inicio de la desescalada es insuficiente para una adecuada protección de la salud. Con las nuevas medidas vigentes desde el pasado sábado, día soleado y con buena temperatura en Cantabria, muchos ciudadanos salieron en avalancha a pasear y hacer deporte por calles, paseos y playas después de más de 50 días de confinamiento.

Caminantes, corredores, patinadores y ciclistas salieron en las primera horas del día y se amontonaron sin apenas espacio en las zonas de más confluencia hasta que en Santander el ayuntamiento tomó la buena iniciativa de cerrar al tráfico determinadas calles de la ciudad y solucionar una situación de aceras repletas y carriles bici abarrotados, sin apenas distancia de protección entre personas. Por contra la calzada de las mayoría de las calles y barrios de la ciudad permitía un tránsito muy desahogado de los vehículos a motor gracias al escaso tráfico en un sábado de estado de alarma. Situaciones vividas que sin duda demandan responsabilidad a nuestros gobernantes para cambiar el modelo de movilidad de sus respectivas ciudades y recuperar buena parte del espacio público cedido a una minoría que se desplaza en coches particulares. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de las calles urbanas el espacio destinado al tráfico a motor ocupa más del 80% del total disponible, dejando libre al peatón tan solo un 10-15% del mismo.

Cantabria ConBici ha realizado y entregado a nuestros gobernantes numerosas propuestas pensadas tanto para peatones, ciclistas y el transporte público colectivo. Algunas como la de ensanchar ciertas aceras reduciendo el espacio de la calzada destinado a vehículos. Calles con gran afluencia en Santander como el eje Calvo Sotelo–Jesús de Monasterio o la calle Castilla, con tránsito intenso de personas e insuficiente espacio para ello, o como las de Ruiz Tagle y José María Pereda en Torrelavega, debieran ser ampliadas. Por otra parte, aunque en Santander ya se ha empezado a realizar actuaciones, los semáforos siguen obligando a los peatones a largas esperas; modificar los tiempos semafóricos de aquellos que soportan mayor tránsito de viandantes en su beneficio es sencillo y harían mucho más fluido su tránsito. El próximo lunes día 11 es previsible que salgan a la calle muchas más personas, por lo que se debe actuar lo antes posible.

Otra medida que demandamos desde nuestra asociación es la delimitación clara de ‘Zonas 30’, que el Ayuntamiento de Santander ha iniciado ya en calles como la zona del ensanche y que son bienvenidas por Cantabria ConBici, pero que deben ampliarse a todos los centros de las ciudades cántabras para que permitan a los peatones cruzar con prioridad en aquellas calles de aceras estrechas en donde no es posible mantener la distancia física recomendada.

Respecto a las bicicletas, insistimos una vez más que es el medio más adecuado y sostenible de transporte urbano, y más en la “era de la Covid-19”, por lo que es necesario la creación de una red de “corredores ciclistas”, provisionales y fijos, que garanticen el desplazamiento por los ejes estructurantes de nuestras ciudades. A medida que nuestros pueblos y ciudades retomen su actividad, más deberemos evitar la saturación que puede provocar en los mismos el uso generalizado del coche particular. Dejemos el coche aparcado y cojamos la bici o el transporte público, pero para ello será esencial que estos corredores ya estén implantados sobre las vías principales. Corredores provisionales que debieran realizarse sobre ejes fundamentales como Cuatro Caminos–Puertochico–; General Dávila–Cazoña–PCTCAN; Reina Victoria; Sainz de la Maza–Camilo Alonso Vega, en Santander; o de La Inmobiliaria a Barreda y Polanco, en Torrelavega.

En definitiva, iniciativas sencillas y viables para ser implantadas en tiempo récord y con un mínimo coste económico que desde la asociación Cantabria ConBici ponemos a disposición de los responsables políticos de Santander, Torrelavega y del resto de administraciones cántabras, con el único fin de sumar en beneficio de una ciudadanía que demanda medidas más seguras que proteja su salud y mejoren su calidad de vida.

Gobernantes, el tiempo apremia para cambiar nuestro modelo de movilidad. Si se actúa tarde, habremos perdido esta gran oportunidad. Creemos que hay voluntad política para ello, por lo que desde Cantabria ConBici apoyaremos todas aquellas actuaciones que se realicen en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.mas info

ACEPTAR
Aviso de cookies